Aprender a vivir en un lugar diferente

Ya la semana pasada introducía esa especialización que de forma un poco azarosa he ido consiguiendo a lo largo de mis años de experiencia. Me empiezo a identificar, con la “psicoterapeuta que te ayuda a tu adaptación a un cambio de vida… que te ayuda a aprender a vivir en un lugar diferente… que te acompaña en todo este, tu proceso, desde la toma de decisión, hasta conseguir que ese sea tu lugar… donde vuelvas a sentirte tú”

 

Al tomar conciencia de ello, he seguido investigando y he encontrado muchísimas similitudes en personas que se encuentran ante estas situaciones.
He descubierto desde síntomas de depresión, pasando por síntomas de ansiedad, encontrándonos con muchos miedos y sobre todo, como no era de extrañar, mucho pensamiento irracional.
Debemos de tener en cuenta, que todo proceso de adaptación a un cambio, aunque sea a algo mejor, siempre implica poner en funcionamiento nuestros mecanismos de adaptación, lo que siempre incluye alguna alteración. Alteración, que puede ser la causante de esos síntomas que citaba anteriormente.
En principio, éstos pueden ser los motivos de muchas de los personas que llegan a mi consulta, pidiendo ayuda. Y algunos pacientes, incluso, vienen desconociendo que puede ser su proceso o bien de toma de decisión o ya de adaptación, lo que le lleva a esos síntomas. A veces, los atribuyen a otras razones y esa mala atribución, es un obstáculo más en su superación.
Por eso, siempre, siempre, es importante explorar la vida del paciente. Incluso en áreas que a él mismo, le pueden resultar intrascendentes.
Al mismo tiempo, es importante también, que la persona se conozca a sí misma y si no es así, que aprenda a hacerlo mediante el autodiálogo, con la Introspección.
Ya sabemos que, desde esta buenísima herramienta, podremos identificar mejor aquello que sentimos y el origen de ello, en nuestro pensamiento. Podremos identificar, los pensamientos irracionales que nos acompañan y así los podremos cambiar, quitándonos obstáculos innecesarios en nuestro proceso.
Al final, también se trata de reencontrarnos con nosotros mismos y darnos cuenta de que, estemos donde estemos, nunca estaremos solos. Tenemos a nuestro mejor aliado: nosotros mismos.
Así, adquiriendo esta valiosísima herramienta, se nos puede hacer todo más fácil.
Si tú, que estas leyendo el blog, te estás identificando con esto que cuento, no dejes de comentárnoslo. Puede servir de ayuda a los demás.

Deja un comentario