Aprender a conocerse a uno mismo: autoconocimiento

En la entrada sobre Inteligencia Emocional, hablábamos del Autoconocimiento (conocerse a uno mismo) como una de las variables intrapersonales que componen este concepto.

Qué es el autoconocimiento de una persona

El autoconocimiento es la capacidad de conocernos a nosotros mismos e identificarnos como identidad individual, ajena a los demás.

hombre mirándose al espejo para entender las emociones que siente

Y aunque no es así como concretamente lo llamaba, al autoconocimiento también hacíamos mención cuando hablábamos de qué es la Introspección.

No sé si recordareis y si no, os remito a ello, la importancia que tiene el aprender a conocerse a uno mismo para identificar en cada momento lo que se siente y así, actuar en consecuencia.

 

 

Para qué sirve el autoconocimiento

Os comentaba que gracias a saber identificar nuestras emociones, podremos detectar con mayor facilidad cuáles son nuestras necesidades y así saciar en la medida de lo posible, aquello que nos está faltando.

Hacía también referencia e insisto en ello, a la importancia que tiene el diálogo con nosotros mismos, proceso en el cual, es esencial nuestra propia escucha, para evitar la represión y el cúmulo de sentimientos mal canalizados que nos puede llevar a explosiones del tipo crisis de ansiedad

Otra de las funciones que tiene el autoconocimiento es que podemos llevar a cabo el proceso de descarga o desahogo, algo a lo que también debemos dar importancia ya que, nos permite liberarnos de aquello que tenemos dentro, sacarlo fuera como si de un cajón desastre se tratara y permitirnos verlo con distancia, lo que hace verlo con mayor objetividad y claridad y ya, aunque lo volviéramos a meter en nuestro interior, consiguiéramos hacerlo de una forma más ordenada.

En esto, sin duda, también es importante el propio modo de expresión del sentimiento, donde darle un papel protagonista al llanto.

El llanto, es esa herramienta que nos ayuda a descargar y liberar diversidad de sentimientos tales como, la tristeza, el enfado, la ansiedad, la rabia y la impotencia, a veces la alegría, la ternura

Socialmente, diríamos que está poco aceptado, sin embargo se trata de una de las herramientas más prácticas y efectivas que nos permiten descargar. No nos debe de preocupar que lloremos, sino el porqué lloramos. Y un consejo que te doy, cuando en tu entorno veas a alguien llorar, no le digas: “no llores”, lo que parece que se nos ha enseñado, sino: “llora y descarga todo lo que necesites”. Una vez habiéndole permitido esto, aquel a quien se lo estemos diciendo, se sentirá mucho mejor.

Consejos para mejorar el autoconocimiento

1. Por lo que anteriormente te comentaba, permítete, expresar tus emociones. Así mediante esa descarga o desahogo, podrás verlo desde fuera y poderlo identificar mejor y con mayor objetividad.

2. El segundo consejo para mejorar el autoconocimiento es la práctica el diálogo contigo mism@. A esto, te puede ayudar escribir un diario. En él ordenarás tus ideas y conseguirás escucharte y por tanto, conocerte mejor.

3. Identifica tus pensamientos. A esto también te ayudaría el ejercicio del diario. Si no, en cualquier situación de tu día a día, tras identificar cómo te hace sentir, también puedes hacerte la pregunta de cómo te lo estás contando, para sentirte de esa manera. En tu manera de pensar, es decir, de hablarte, hay mucho de tu personalidad que debes conocer. Si te hace daño, te animo a que la cambies.

4. Practica ejercicios de meditación, yoga o mindfulness. En cualquiera de estas prácticas consigues tomar una mayor conciencia de ti mism@ y te sirve como el reflejo de ese espejo que necesitas, para identificarte y conocerse a uno mismo.

5. Acude a psicoterapia. Hoy en día, a mi consulta de psicología por internet no solo se acude como consecuencia de padecer un trastorno o una patología. Un motivo de consulta puede ser, también, aprender a conocerse a uno mismo (autoconocimiento), y así aportar más al entrenamiento en Inteligencia Emocional. De la misma forma en que acudimos a un gimnasio.

Si te apetece poner en práctica alguna de estas ideas pero te surgen dudas para ello, puedes contactar conmigo por medio de mi web.

Te espero en los comentarios y si te ha gustado la entrada de hoy sobre aprender a conocerse a uno mismo: autoconocimiento, no dejes de darle al corazoncito de aquí abajo.

Deja un comentario