Cómo superar el miedo a la muerte

Superar el miedo a la muerte: caso práctico

Hoy os voy a contar una historia.

Es el caso de un paciente muy especial para mi, al cual recuerdo con muchísimo cariño.
Le llamaremos por la inicial de su nombre, E.

E. tenía 21 años, cuando acude por primera vez a mi consulta.

Recuerdo aquella primera vez que le vi en mi despacho, hablando muy angustiado.

Decía estar sufriendo un gran miedo a la muerte. Contaba como, en aquel periodo de exámenes de la universidad, en el que se encontraba, había empezado a pensar en ella.

Pensamientos relacionados con que todos íbamos a morir. Con que él, algún día moriría. Pensaba en si las personas que mueren recibirían algún tipo de señal, que les avisara que algo iba a pasar… lo cual, le llevó a concluir que quizás, pensar en aquello, sería su aviso.

Todos estos pensamientos le llevaron casi, casi, al convencimiento de que él en ese mes de Febrero moriría. E incluso, llegó a pensar en un día, concretamente el día 13.

Como es de suponer, era tan grande su angustia, causada por tales pensamientos, que E. había llegado a no poder dormir. Era incapaz de conciliar el sueño por las noches y en ocasiones, llegó a sufrir auténticos ataques de pánico.

Por suerte, el día 13 de Febrero estaba próximo y eso nos facilitaría el trabajo de terapia ya que, fácilmente se iba a desmontar esa idea delirante que había llegado a concluir.

Efectivamente, llegó ese día y al comprobar que no pasaba nada, E. pudo empezar a trabajar de una forma más relajada y por tanto, mucho más racional, todos aquellos pensamientos que tanto daño le estaban haciendo.

En realidad y así contado de una forma muy superficial, lo que a E. más le angustiaba era la incertidumbre. El no saber, que un acontecimiento tan importante, no sabría cuando iba a llegar.

También sus pensamientos, se derivaban hacia el “y… ¿dónde iremos después?, ¿qué nos pasará cuando muramos? En aquel entonces E. se consideraba una persona agnóstica, no tenía ningún tipo de creencia religiosa y esto, no le servía mucho de ayuda.

Entonces, como hombre inquieto que se consideraba y haciendo alarde de su faceta investigadora, se puso a estudiar y leer mucho sobre las distintas creencias religiosas.

Ni el cristianismo, ni el budismo, ni otras creencias alternativas, le llegaron a convencer. Concluyendo cada vez más, desde su mente científica, que no había “nada”. Y llegar a esa conclusión, tampoco le ayudaba.

¿Se puede superar el miedo a morir?

Después de bastantes sesiones de terapia y tras un gran trabajo realizado con su pensamiento, E. consiguió dar un giro.

Llegó a elaborarse una manera de pensar que le hizo reconfortarse y aprendió a cómo superar el miedo a morir.

Desde esas creencias, en las que concluía que después de la muerte no había nada, consiguió llegar a una idea de lo más positiva.

Concluyó entonces, que si al morirnos, todo se acaba, entonces, debemos asumir el gran compromiso de disfrutar de la vida.

Porque todo, absolutamente todo aquello que nos pase, será porque estemos vivos.

A día de hoy, sigo manteniendo el contacto con este paciente, para mi, tan especial. De hecho, ahora nos vemos en sesiones de psicoterapia por internet, con el objetivo de llevar un seguimiento a modo de revisión y con una frecuencia de una vez al mes.

Para él, estas sesiones son el momento, para enfrentarse a su pensamiento de cómo superar el miedo a la muerte. Pensamiento al que ya ha dejado de temer, porque ha llegado a elaborar las herramientas que consiguen llevarlo por donde él quiere. En una dirección positiva, que no le produzca ningún sufrimiento.

Si tú, has pasado alguna vez por una situación similar y te apetece compartirlo, te espero en los comentarios.

Si te encuentras en ese momento crítico de angustia, al que muchas veces nos dirigen nuestros pensamientos, no dejes de recurrir a una psicoterapia, que te podrá ayudar.

Deja un comentario