¿Por qué es necesaria la comunicación?

Siempre hablamos de la importancia que tiene esta herramienta, la comunicación. Además parece que los psicólogos, la utilizamos como comodín para solucionar muchos de los problemas de los pacientes que nos llegan a consulta.

Pero realmente, ¿qué es esto de la comunicación y y por qué es tan importante?

En principio podríamos definirla como la herramienta que permite el intercambio de información, entre varios sujetos. Y ya empezamos con excepciones, porque si la comunicación es importante, lo es para tener lugar con uno mismo…

¿Parece complejo? No tanto y menos si mi venís siguiendo desde hace tiempo en el blog. Sí, de nuevo, me vuelvo a referir a la importantísima Introspección. Ese diálogo que debemos mantener con nosotros mismos. Donde ponemos en funcionamiento la autoescucha, donde nos podemos pedir cosas, donde hacemos consciente eso que sucede en nuestro interior…

Fijaos si es importante, que yo diría que sí sabemos comunicarnos con nosotros mismos, también sabremos hacerlo con los demás… Incluso al contrario, creo que si uno no sabe escucharse a si mismo, no va a saber hacerlo con los demás…

Y ahora, lo extendemos hacia nuestra relación con los otros… porque si nos vamos a la definición de Inteligencia Emocional (os remito a esos capítulos) encontramos que está se compone de 5 variables fundamentales. Las tres primeras, las intrapersonales, tienen que ver con lo que os acabo de comentar, a la comunicación con nosotros mismos para conocernos a nosotros mismos, para autocontrolarnos y motivarnos. Así que, centrémonos más en las variables interpersonales. Las habilidades sociales, incluyen sin duda la comunicación. Digamos que es un habilidad más. Si nos vamos al terreno de la empatía, no es muy difícil entender que para ponernos en el lugar del otro, necesitamos tener información para saber cómo se siente. ¿Como la conseguimos? Mediante la comunicación.

¿Es muy sencillo? o sólo me lo parece a mi… A la pregunta de por qué es tan importante la comunicación, contestamos con todo ese concepto estrella en la gestión de nuestra emociones. La inteligencia emocional está totalmente impregnada de comunicación, para desarrollarla correctamente, necesitamos comunicación.

Y además, me atrevo a darle la vuelta: para lograr una buena comunicación, será de gran utilidad disponer de Inteligencia Emocional.

En próximas entradas os hablare de ello.

Deja un comentario