Fobia a las ratas

Hace unos días mencionaba los miedos, concretamente hablando del miedo a la soledad. Hoy sin embargo, voy a hablar de fobias más específicas. Me refiero, a aquellos miedos que tenemos a cosas muy concretas y que llegan a limitar bastante nuestra vida, como la fobia a las ratas.

rostro mujer morena con fobia a las ratas

Causas de las fobias

Muchas fobias proceden de situaciones concretas. Alguna situación que al resultar traumática, haya llegado a derivar en un miedo muy concreto. Por ejemplo: si alguna vez nos ha atacado un perro, es bastante probable que desarrollemos una fobia a los perros.

Sin embargo, otras de estas fobias, es posible que no sepamos de manera consciente de dónde viene. Algunas pueden llegar a tener un origen totalmente adaptativo y evolutivo y pueden haberse transmitido de generación en generación, llegando a nuestro presente.

Este por ejemplo, podría ser el miedo a las ratas o incluso el miedo a los roedores en general. Aunque es una fobia que también puede proceder de una experiencia traumática, muchos de quienes la padecen desconocen su procedencia.

Vendría muy marcada por el miedo al no control. Al tratarse de animales que no controlamos, que no sabemos muy bien cuál es su “modus operandi” y que, además, suelen aparecer en forma de plagas.

Por esta razón, en la fobia a las ratas, el miedo traumático o de origen evolutivo, se encontrará muy potenciado.

¿Cómo superar el miedo a las ratas?

Este tipo de fobias a las ratas (esto es aplicable a muchas otras), encuentran una dificultad a la hora de ser superadas. Y es que la propia paradoja de que a lo mejor, encontrarse una rata en nuestro día a día, no es algo muy frecuente, no nos lleva a plantearnos su superación e incluso los ejercicios de desensibilización, pueden ser difíciles plantearlos.

Lo cierto es que tú, que lo sufres, si ves una en un momento concreto, generalmente de forma inesperada, uno de estos “benditos roedores”, notas como se activa todo tu sistema nervioso simpático y después de un posible grito, sales huyendo.

Para superar la fobia a las ratas es necesario identificar los pensamientos irracionales que forman parte de esa alteración, trabajar con ellos y con la ayuda de técnicas de relajación, enfrentarte al estímulo que la genera.

También es cierto e importante recordar que: En psicología, un problema es mayor o menor, en la medida que te limite.

Con esto quiero decir, que si vives en un entorno donde la presencia de ratas se da y tu fobia te está impidiendo vivir tu vida con calidad, pide ayuda.

Yo, por medio de la psicoterapia por internet, podría ayudarte. Si lo deseas, puedes ponerte en contacto conmigo.

Si te ha gustado este post sobre el miedo a las ratas, te agradeceré muchísimo que me dejes tu like, para seguir ayudando con entradas como esta.

Deja un comentario