La Inteligencia Emocional por tu Psicóloga ONLINE

Todos conocemos los términos: inteligencia, cociente intelectual, etc. También sabemos de la existencia de los tests que miden la Inteligencia…

Y con todo ello, nos estaríamos refiriendo a esa capacidad que nos permite la resolución de problemas de tipo lógico-matemáticos, haciendo uso de capacidades cognitivas y de memoria

Sin embargo, sobre qué es la Inteligencia Emocional, desconocemos bastante y por tanto, no sabemos cuándo y cómo la deberíamos estar utilizando.

¿Qué es la Inteligencia Emocional?

La Inteligencia Emocional Por Psicólogo OnlineSi con el concepto de inteligencia general, resolvemos problemas del tipo lógico- matemáticos, con el concepto de Inteligencia Emocional, solucionaremos problemas relacionados con nuestras emociones y con el control de estas, a nivel personal y a nivel de relación con los demás.

Es lo que nos permite llevar a cabo conductas verdaderamente adaptativas, que favorecen nuestra supervivencia y nos ayudan a mejorar nuestra calidad de vida.

Hay quien también, a la inteligencia emocional la denomina Inteligencia Social, ya que, se ha demostrado que nuestro cerebro está directamente creado para la conexión con los demás. Pero, creo que concretamente, este término se referiría a cierta parte de variables propias de la I.E. de tipo interpersonal.

De qué se compone la Inteligencia Emocional

Así que, como ya os estaba anticipando sobre qué es la Inteligencia Emocional, esta se compone de 5 variables, todas ellas susceptibles de entrenar y que se pueden dividir en 2 grupos: variables Intrapersonales ( 3 Variables) y variables Interpersonales. (2 Variables).

En el grupo de las variables intrapersonales (las que se refieren al trabajo de la relación con nosotros mismos) tenemos las variables del autoconocimiento, autocontrol y Motivación. Veamoslas en detalle:

1. Autoconocimiento: Qué es el autoconocimiento de una persona.

El autoconocimiento es la capacidad de conocernos a nosotros mismos e identificarnos como identidad individual, ajena a los demás.

Y aunque no es así como concretamente lo llamaba, al autoconocimiento también hacíamos mención cuando hablábamos de qué es la Introspección.

No sé si recordareis y si no, os remito a ello, la importancia que tiene el aprender a conocerse a uno mismo para identificar en cada momento lo que se siente y así, actuar en consecuencia.

Para qué sirve el autoconocimiento

Os comentaba que gracias a saber identificar nuestras emociones, podremos detectar con mayor facilidad cuáles son nuestras necesidades y así saciar en la medida de lo posible, aquello que nos está faltando.

Hacía también referencia e insisto en ello, a la importancia que tiene el diálogo con nosotros mismos, proceso en el cual, es esencial nuestra propia escucha, para evitar la represión y el cúmulo de sentimientos mal canalizados que nos puede llevar a explosiones del tipo crisis de ansiedad

Otra de las funciones que tiene el autoconocimiento es que podemos llevar a cabo el proceso de descarga o desahogo, algo a lo que también debemos dar importancia ya que, nos permite liberarnos de aquello que tenemos dentro, sacarlo fuera como si de un cajón desastre se tratara y permitirnos verlo con distancia, lo que hace verlo con mayor objetividad y claridad y ya, aunque lo volviéramos a meter en nuestro interior, consiguiéramos hacerlo de una forma más ordenada.

En esto, sin duda, también es importante el propio modo de expresión del sentimiento, donde darle un papel protagonista al llanto.

El llanto, es esa herramienta que nos ayuda a descargar y liberar diversidad de sentimientos tales como, la tristeza, el enfado, la ansiedad, la rabia y la impotencia, a veces la alegría, la ternura

Socialmente, diríamos que está poco aceptado, sin embargo se trata de una de las herramientas más prácticas y efectivas que nos permiten descargar. No nos debe de preocupar que lloremos, sino el porqué lloramos. Y un consejo que te doy, cuando en tu entorno veas a alguien llorar, no le digas: “no llores”, lo que parece que se nos ha enseñado, sino: “llora y descarga todo lo que necesites”. Una vez habiéndole permitido esto, aquel a quien se lo estemos diciendo, se sentirá mucho mejor.

Consejos para mejorar el autoconocimiento

El autoconocimiento psicologo Online

 

  1. Por lo que anteriormente te comentaba, permítete, expresar tus emociones. Así mediante esa descarga o desahogo, podrás verlo desde fuera y poderlo identificar mejor y con mayor objetividad.
  2. El segundo consejo para mejorar el autoconocimiento es la práctica el diálogo contigo mism@. A esto, te puede ayudar escribir un diario. En él ordenarás tus ideas y conseguirás escucharte y por tanto, conocerte mejor.
  3. Identifica tus pensamientos. A esto también te ayudaría el ejercicio del diario. Si no, en cualquier situación de tu día a día, tras identificar cómo te hace sentir, también puedes hacerte la pregunta de cómo te lo estás contando, para sentirte de esa manera. En tu manera de pensar, es decir, de hablarte, hay mucho de tu personalidad que debes conocer. Si te hace daño, te animo a que la cambies.
  4. Practica ejercicios de meditación, yoga o mindfulness. En cualquiera de estas prácticas consigues tomar una mayor conciencia de ti mism@ y te sirve como el reflejo de ese espejo que necesitas, para identificarte y conocerse a uno mismo.
  5. Acude a psicoterapia. Hoy en día, a mi consulta de psicología por internet no solo se acude como consecuencia de padecer un trastorno o una patología. Un motivo de consulta puede ser, también, aprender a conocerse a uno mismo (autoconocimiento), y así aportar más al entrenamiento en Inteligencia Emocional. De la misma forma en que acudimos a un gimnasio.

Si te apetece poner en práctica alguna de estas ideas pero te surgen dudas para ello, puedes contactar conmigo por medio de mi web.

El Autocontrol por tu psicólogo por Internet2. Autocontrol: ¿Cómo ejercitarlo?

¿Cómo trabajas tu autocontrol?

Gracias a ejercitar el autocontrol, podremos identificar si una emoción concreta nos puede resultar adaptativa o si por el contrario debemos cambiarla.
Y como ya te he comentado, esta capacidad, la podemos trabajar como si de un músculo se tratara, para poderla fortalecer.

Hoy te quiero enseñar un ejercicio muy sencillo, con el que podemos desarrollar ese “músculo” del autocontrol. Se trata de la “técnica de los 10 minutos”, la cual te ayudará a controlar muchos de esos impulsos, a los que si cediésemos, nos acabarían pasando factura.

Técnica para Trabajar el Autocontrol:

Dividiremos el ejercicio en tres fases:

La primera fase consistirá en centrar tu atención. Al contrario de lo que muchos pensarían, no se trata de quitar la atención a aquello que queremos evitar hacer.

Pongamos un ejemplo: Si lo que queremos es no comernos esa galleta tan deliciosa, que tanto parece que nos apetece, pero sin embargo creemos que ya hemos comido demasiado. En esta ocasión, no vamos a dejar de centrar la atención en la deliciosísima galleta, no. Vamos a pensar en ella y nos vamos a hablar sobre ella, teniendo este diálogo: “Sí, no pasa nada, me comeré la galleta. ¿Por qué no? No me la voy a negar… Pero, será dentro de 10 minutos”.

Aquí es cuando entra en juego la segunda fase del ejercicio para trabajar el autocontrol. En esta segunda fase, sólo nos tenemos que dar el tiempo de 10 minutos. Es decir, vamos a esperar. Entre tanto, lo más recomendable es que te pongas a hacer alguna cosa que te permita pasar ese tiempo mejor.

Cuando hayan transcurrido esos 10 minutos, llega la tercera fase del ejercicio. Aquí se trata de que te preguntes honestamente: “¿De verdad te apetece esa galleta? Igual, ya has comido demasiadas y sabes que si no, luego, quizás, llegará el arrepentimiento…”

Y a partir de ahí, sólo tendremos que valorar su efecto. ¿Qué efecto te ha producido? ¿Has conseguido controlar tu impulso?

Como siempre, estaré encantada que nos cuentes si te ha resultado eficaz el ejercicio. Si te ha servido de ayuda, si te ha resultado de utilidad, me encantará leerte en los comentarios.

3. Motivación: ¿Cómo encontrar la motivación en mi vida?

La última de las variables intrapersonales que componen la Inteligencia Emocional, es la motivación, que como su propio nombre indica es aquello que nos mueve, que nos da el motivo para permanecer en una tarea. ¿Tienes impedimentos para conseguirla? ¿No sabes cómo encontrar motivación en tu vida?

 ¿Cómo conseguir motivación?La Motivación psicóloga por Internet

Para saber cómo encontrar la motivación en tu vida una vez más, recurriremos al trabajo con nuestro pensamiento.

Se trataría de potenciar aquellos pensamientos favorables a aquello que queramos realizar, como por ejemplo, recordarnos las consecuencias positivas que surjan como resultado de su realización, los aspectos agradables que encontremos durante su desempeño, o incluso pensar que la tarea en cuestión, tiene un limite temporal

Por otro lado, desecharemos todos aquellos pensamientos que nos lleven a sentimientos negativos hacia aquello que debamos realizar.

Un elemento que entra en juego para saber cómo conseguir motivación ante una tarea, es la paciencia.
Algo que también podemos entrenar. La mejor forma, establecernos las metas mas cortas y alcanzables posibles, dividiendo el trayecto total que nos lleva el desempeño y cada vez que alcancemos una de ellas, premiarnos por ello. Muchas veces, el premio puede ser el propio alcance de la meta, por ejemplo la satisfacción de haberla alcanzado. Si el propio logro de la meta no produjese esta satisfacción, deberemos buscarnos algo externo para reforzarnos como puede ser, hacernos un regalo a nosotros mismos.

En la vida, necesitamos encontrar la motivación para todo aquello que hacemos. Dependiendo de nuestra personalidad, encontraremos tareas que ya nos vienen con una motivación intrínseca, sin embargo habrá otras ante las que esa motivación la tendremos que desarrollar de forma consciente, para poder realizarlas.

Así que, como resumen de lo mencionado, a continuación te ofrezco algunas estrategias que te pueden ayudar a mejorar tu motivación.

Consejos para motivarse

  1. Cambia el foco. Piensa en los aspectos positivos que tiene la tarea. Aunque no sean propios de la tarea, ser conscientes de esos aspectos sirve para motivar.

Por ejemplo: disfrutar del trayecto al lugar donde desempeñemos la tarea, valorar el ambiente de gente donde la realicemos, apreciar cosas bonitas y agradables que formen parte de ella o estén cerca…

Para poder llevar a cabo esto, te pueden ayudar los ejercicios de cambio de foco. Por ejemplo, el ejercicio de la Búsqueda de  5 cosas positivas al final del día, es una forma de entrenamiento en esto del cambio de foco.

  1. Piensa en las consecuencias.

El segundo consejo para motivarse es que cuando nos vemos involucrados en una tarea, es porque en algún momento tomamos la decisión, generalmente libre, de llevarla a cabo. Si tomamos esa decisión es porque de alguna forma, eso que nos proponíamos hacer y para lo que nos queremos motivar, nos traería algunas consecuencias positivas. Sólo se trata de recordárnoslas.

  1. Déjate llevar.

Una vez más te propongo, practicar Mindfulness con la idea de estar presente en tu presente y así, simplemente limitarte a hacer aquello que te estás pidiendo y no pensar en nada más.

Muchas veces, es pensar en lo que no estamos haciendo lo que nos distrae y nos acaba quitando las ganas de hacer aquello para lo que queremos motivarnos. Una herramienta para anclarnos a nuestro presente,  es la respiración.

  1. Acude a psicoterapia.

Muchas veces, sentirse desmotivado, puede ser una razón, por la que acudir a terapia. En ella, favorecerás el diálogo contigo mism@ y te permitirás averiguar qué te está desmotivando para ponerle solución a ello.

Y si te surgen dudas en lo que aquí te estoy contando, puedes contactar conmigo por medio de la web y así te ayudaré a resolverlas.

Explicadas las variables intrapersonales pasamos a detallar las variables interpersonales, son aquellas que tienen que ver con nuestra relación con los demás. Estas son: empatía y habilidades sociales.

4. Cómo desarrollar la empatía: aprender a ponerse en el lugar del otro

La Empatía Psicóloga OnlineComo animales sociales que somos, vivimos en comunidad y una de las herramientas que más nos permite desarrollar un buen contacto con los otros, es la Empatía. En esta entrada de hoy, voy a mostraros una pincelada de cómo desarrollar la empatía, o lo que es lo mismo: aprender a ponerse en el lugar del otro.

¿Qué es la empatía?

La definición de empatía es la capacidad de ponernos en el lugar de los demás.

Y digo que es una de nuestras mejores herramientas, porque si no fuese por esa capacidad de aprender a ponerse en el lugar del otro, nuestro comportamiento chocaría con el del resto y viviríamos en una constante lucha por defender nuestro terreno y nos sentiríamos constantemente amenazados por los demás.

Gracias a saber cómo desarrollar la Empatía, conseguimos adquirir un respeto al resto y podemos vivir en armonía. Si carecemos de ella, podemos caer en trastornos graves como es la sociopatía o el trastorno de la personalidad psicopática.

¿Cómo ser más empático?

  1. Practica la escucha. Sólo si eres capaz de escuchar, podrás hacer por entender cómo se está sintiendo el otro.
  2.  Amplía tu mente. No sólo pienses en ti y ante una misma situación trata de imaginar cómo se podrían estar sintiendo los otros.
  3. Pon en funcionamiento tu memoria. Este punto te servirá si quieres saber cómo ser más empático. Si conoces a la otra persona y has estado con ella en situaciones similares, ahí tienes una pista muy importante de cómo se puede sentir esta persona ante esta misma situación.
  4. Intercambia roles. Haz por un momento, un ejercicio para desarrollar la empatía, en el que tienes que intercambiar roles y trata de posicionarte en el lugar del otro.
  5. Salte fuera de la situación. Imagina que eres un espectador de esta situación, tratando de ver a los personajes de la escena con la máxima objetividad.
  6. Practica meditación y Mindfulness. Estando presente en tu presente, serás mucho más consciente de  todos los estímulos que hay alrededor y eso te facilitará el posicionarte en todas las posiciones.
  7. Acude a una psicóloga por internet, que te pueda ofrecer las herramientas necesarias para desarrollar la empatía.

Trabajar la empatía en pareja

Muchas veces en terapia de pareja, el tema de trabajar la empatía en pareja es una cuestión a tratar, porque se considera un elemento esencial en el buen funcionamiento de la pareja y para lo que sin duda, nos permite llegar la comunicación.

¿Cómo puedo saber como se siente mi pareja, si no nos comunicamos?

Y por eso insistimos tanto en esto de la comunicación… Si no hay comunicación, no hay Empatía por lo que, tampoco podríamos llegar al desarrollo de una intimidad. Todo ello, elementos esenciales en el desarrollo del buen funcionamiento de una pareja, por lo que aprender a ponerse en el lugar del otro, es importante para nosotros y nuestro entorno.

Y si esto es tan evidente en la relación de pareja, también se puede generalizar a todas nuestras relaciones en mayor o menor profundidad.

Con todo esto y como conclusión, llegamos a entender que la Empatía es una de esas variables interpersonales que forma parte de nuestra Inteligencia Emocional.

Por tanto, si quieres saber cómo desarrollar la empatía y trabajar este aspecto en concreto, o tu Inteligencia Emocional en general, no dejes de ponerte en contacto conmigo, por medio de mi web.

5. Para qué sirven las habilidades sociales y cómo mejorarlas

Habilidades sociales psicóloga OnlineEl quinto y último ingrediente necesario para disponer de una buena Inteligencia Emocional, es el de las Habilidades Sociales.

También es la segunda de las variables interpersonales. Por eso es importante saber para qué sirven las habilidades sociales y cómo puedes mejorarlas, ya que gracias a ellas obtenemos las herramientas que nos permiten una correcta relación con los demás.

Ya hemos comentado en entradas anteriores, la importancia que tienen los demás en nuestras vidas, como animales sociales que somos. Y hablamos de ello como una variable, lo que nos sigue indicando que se trata de algo que podemos aprender y entrenar.

La presencia de ideas irracionales, muchas veces a modo de prejuicios, otras en forma de anticipaciones, etc. nos puede llevar a un comportamiento erróneo que nos traiga consecuencias en nuestra relación con los demás.

Identificar y luchar contra estos pensamientos, afectará por tanto a nuestra conducta, lo que puede ser un primer paso para mejorar nuestra relación con los otros.

El aprendizaje de estas herramientas a las que denominamos, habilidades sociales en psicología, es algo que se trabaja en una consulta de psicóloga por internet, en sesiones de tipo coaching y con el objetivo, entre otros, de mejorar la Inteligencia Emocional.

Tipos de habilidades sociales que se trabajan en consulta

Hay 4 tipos de habilidades sociales que se trabajan en consulta, la transmisiñon de la información, la escucha, las palabras clave y la asertividad. Veamos un poco de cada una de ellas:

Transmisión de información:

Para entender esta habilidad social, es importante identificar la espina dorsal del mensaje, que a la vez, puede ser complementado con detalles que permitan dar una mejor explicación. Se trata de desarrollar una buena capacidad de síntesis, a la vez que de análisis que nos permitiría elegir los detalles que permiten completar el mensaje.

Escucha: 

El segundo tipo de habilidad social que se trabaja en consulta es la escucha, que trata de aprender a centrar la atención en el mensaje del otro, controlando el pensamiento y evitando por tanto, pensar en lo que se va a responder. Simplemente, concentrarse en la información que nos llega, utilizando la empatía para ello.

Palabras clave: 

Se trata de la utilización de esas palabras que siempre favorecen a la comunicación y a la relación con los otros. Utilizar “el por favor” a la hora de pedir algo. “Gracias”, a la hora de recibir algo. Pedir disculpas, si creemos estar molestando a alguien…

Asertividad:

Se puede definir como esa capacidad que nos permite reclamar y pedir aquello que nos consideramos con derecho, de una forma correcta, que no falte al respeto y no resulte invasiva con respecto a los otros.  Se trataría de reclamar aquello que deseemos, desde el cómo nos hace sentir y no desde la crítica hacia los otros.

¿Cómo trabajar las habilidades sociales?

¿Has visto para qué sirven las habilidades sociales? En mi consulta puedo enseñarte las herramientas para mejorar las habilidades sociales.

La manera en que entrenamos la asertividad y otras habilidades sociales en consulta, es mediante técnicas de modelado y role playing, métodos realmente efectivos en el aprendizaje de estas capacidades, siendo la demanda del propio paciente, cuyo aprendizaje pueda ser un importante colaborador en la mejora de su calidad de vida, al fomentar la relación con los demás.

Una vez más, veo una importante aliada, también incluso en el ejercicio de las habilidades sociales, a la Meditación y el Mindfulness, ya que, al ser técnicas de mente plena y en el presente, permiten hacer un mejor análisis de situaciones sociales, mejorarán la empatía y favorecerán en la capacidad de comunicación con los demás.

Si crees que necesitas o te gustaría trabajar sobre esto, puedes hacerlo contactando conmigo y elaboraremos un plan personal que responda totalmente a lo que estás necesitando.

Conclusión final de la inteligencia emocional vista por tu psicóloga online

Cada vez son más los casos que llegan a mi consulta de psicóloga por internet, cuyo motivo de consulta es el trabajo en Inteligencia Emocional. Ya no sólo trabajamos trastornos en la psicología clínica, sino además cada vez hay quien más plantea su terapia en términos de salud y de entrenamiento de su cerebro y de sus habilidades emocionales.

Si has conseguido llegar hasta aquí es que el tema te interesa, espero haberte aportado un poquito y si te ha gustado esta entrada de hoy sobre qué es la inteligencia emocional o tienes algo más que quieras añadir o comentar, puedes hacerlo a través del apartado de comentarios. 

Si te apetece trabajar esta parte tan importante de ti, no dejes de ponerte en contacto conmigo, por medio de la web y plantearme cualquier duda.

Contáctame y dime cómo puedo ayudarte

Deja un comentario