La espiral: ¿Representar un proceso psicológico?

Cuando hablamos de nuestros procesos psicológicos, podemos hablar de cualquier proceso de cambio que requiere de una adaptación, de cualquier aprendizaje, de cualquier superación…

Nuestra espiral, es la manera gráfica con la que me gusta explicar en consulta, cuál es el trayecto que seguimos ante cualquiera de nuestros procesos.

Me refiero a algo así:

La espiral

Es una espiral que se dibuja con una pendiente en ascenso, que significa que avanzamos, que crecemos hacia lo positivo, nuestros objetivos. Pero en ella, como en toda espiral tenemos puntos bajos y puntos altos. Los puntos bajos son los que, erróneamente, interpretaríamos como recaídas, retrocesos… no es así como hay que interpretarlos. La manera correcta de hacerlo sería teniendo en cuenta la distancia recorrida desde el comienzo del camino, independientemente del estado de ánimo en que nos encontremos.
Porque debemos de asumir que ante todo proceso de crecimiento, siempre va a haber momentos mejores y momentos peores. Momentos en que sentimos que avanzamos rápidamente y otros momentos en los que, sin embargo, sentimos que no lo vamos a conseguir. Y tanto, unos como otros se darán de forma intermitente.
¿Cómo manejar cada uno de esos momentos? Es importante que en los que consideremos positivos, estemos especialmente observadores e identifiquemos que está sucediendo tanto a nivel externo, como desde nuestro interior, para que así suceda. Sobre todo, a nivel interno.
Por otro lado, en los momentos bajos, nuestro grado de observación puede ser reducido. Realmente, lo que importa es cambiar esa interpretación de “recaída” por la de oportunidad para poner a prueba las herramientas que hemos identificado pueden ser responsables de los buenos momentos. Obviamente, como todo aprendizaje, se trata de un proceso en el que vamos poniendo a prueba aquellas estrategias y herramientas que nos llevan a lograr nuestros objetivos.
Tras esta explicación, os animo a que os grabéis en vuestra memoria esta gráfica, porque os ayudará a entender mucho de lo que estáis pasando. La vida es una constante de aprendizajes, cambios y por tanto procesos psicológicos que llevar a cabo.

Deja un comentario