La Injusticia

Hace años tuve que pediros disculpas porque durante unas semanas os tuve un poco abandonados.

Y he de decir que esta vez fui yo, quién se encontraba ante ciertas circunstancias complicadas, generadoras de tensión que me han llevado a reflexionar sobre algo muy concreto, un concepto que está hoy en día en boca de todos y de manera muy frecuente. Es el concepto de Justicia.


Me atrevería a decir que la justicia es algo que no existe y con esto me refiero a que si todo puede ser relativo, este concepto, aun queriéndose concretar, es tan relativo como el que más…

Esto nos lleva a concluir, que en multitud de ocasiones nos vemos sometidos a diversas injusticias o lo que es lo mismo, la pérdida de aquello que consideramos justo.

¿Qué podemos hacer para superarlo? Se me ocurre como primera estrategia la aceptación: si nos encontramos ante una situación injusta que no podemos cambiar, lo primero será aceptar que tenemos que vivir con ella.

Esto implica algo similar a lo que comentábamos en el duelo, identificar las emociones que la situación nos produce, expresarlas y a partir de ahí, empezar a vivir con ello, recordándonos que existen otros aspectos de nuestra vida a los que tampoco podemos olvidar y quizás por esto, estemos dejando de lado.

¿Como conseguir aceptar lo que nos pasa?

Una buena estrategia para trabajar la aceptación, puede ser la de la compensación.

Es la de buscar, ciertas evasiones como actividades de ocio o satisfactorias e incluso gestos con nosotros mismos, que nos sirvan como premio y refuerzo al esfuerzo que estamos llevando a cabo en nuestro proceso. Un aplauso hacia nosotros mismos, por actuar como hemos considerado conveniente en este momento.

Lo que si está claro es que no nos podemos quedar regocijándonos en el “por qué a mí” o en el “qué desgracia tengo”, y debemos de marcarnos el objetivo, de remontar ante esta situación. Recordarnos que cuanto antes, esto debe llegar a formar parte de nuestro pasado.

Y como siempre, hablo de forma muy general y esta reflexión se puede aplicar a multitud de momentos.

Vivimos unos tiempos difíciles, en lo que nos encontramos con situaciones injustas tales como la pérdida de un trabajo, el impago de lo que consideramos nos corresponde, una bajada de sueldo…

Incluso nos podemos encontrar con lo que consideramos injusticias siempre, un fracaso sentimental, el diagnóstico de una enfermedad…

Situaciones, que pudiendo hacer poco ante ellas, requieren de poner en funcionamiento nuestros mecanismos de aceptación, lo que una vez mas, nos servirá como un aprendizaje que nos ayudará a seguir creciendo.

Si crees que estás pasando por alguna situación injusta y no sabes cómo afrontarla, puedes contactar conmigo y trataré de ayudarte.

Si te ha gustado la entrada de hoy y tea apetece comentarla, puedes hacerlo y también me puedes dejar tu “like”.

 

No Comments

Post A Comment