Lo que necesito frente a lo que deseo

Siguiendo por la línea de los antónimos en psicología, hoy quiero hablar de la diferencia que hay entre lo que necesito frente a lo que deseo.
Os dais cuenta de cuántas veces nos planteamos aquello que no tenemos, en términos de necesidad?
Si, si…me refiero a todas aquellas veces en que nos decimos a nosotros mismos que necesitamos algo y sin embargo, quizás, no sea tan cierto.
Y es que la mayor parte de aquello que decimos necesitar, no es verdad, sino que más bien, se trata de un deseo.
Seguiré explicándome…
Necesidades son todas aquellas cosas, que si no las tenemos, no podremos seguir para delante. Con lo que por tanto… de verdad creemos que necesitamos, todo aquello que decimos? Decirnos que necesitamos algo, nos implica un sufrimiento. Si además no es cierto, se trataría de sufrir inutilmente. Y qué necesidad tenemos de ello?
Parece un trabalenguas pero si os paráis a pensar, honestamente: según esta definición que he dado, no es verdad que necesidades, solo tenemos las básicas?
Se podría decir por tanto, que todo lo demás, son deseos.
Y vayamos con un ejemplo para poder concretar… No es verdad que muchas veces nos decimos: necesito un bolso, necesito un coche, necesito un traje nuevo, necesito una pareja… Realmente, si no lo tuviésemos, no podríamos seguir adelante? Seguro que si!!! Por tanto decirnos que lo necesitamos, nos va a generar por lo menos una inquietud que deriva en sufrimiento. La manera correcta de decírnoslo sería: lo deseo.
Para terminar, os propongo que os escuchéis cuando habláis y tratéis de localizar todas aquellas veces en las que hablando en términos de necesidad, sólo os estáis refiriendo al deseo. Con algo tan simple, puede cambiar mucho vuestra manera de percibir las cosas. Por tanto, cambiará vuestra calidad de vida.

Deja un comentario