Vencer el miedo al aburrimiento

Ya son varios los casos que me encuentro en consulta, donde uno de los principales problemas que plantean, es el miedo al aburrimiento.

Y es que al igual que sucede con la soledad, vivimos en una sociedad, donde prácticamente el aburrimiento es desconocido y por eso se le teme.

Se puede decir que este puede ser uno de los grandes objetivos de la sociedad de hoy, el de aprender a aburrirse.

Ya desde bien pequeñitos, sobre-estimulamos tanto a nuestros niños, con juguetes, videojuegos, entretenimiento en general, que pareciera que el aburrimiento sea un pecado.

Pocas veces les permitimos a nuestros niños que estén parados y lo que es peor, los adultos tampoco lo hacemos.

Son muchos los pacientes que me dicen considerar una pérdida de tiempo, quedarse una tarde en el sofá de su casa. Y sin embargo, ¿no es cierto que también hace falta descansar?

Si no descansamos ni reparamos, es imposible que tiremos para delante.

Y en cuanto a los niños de nuevo, es tanto nuestro afán porque no se encuentren parados ni un momento, que no les damos ni siquiera oportunidad de que desarrollen su creatividad, su capacidad de imaginar y de construir ellos mismos.

Y al final, todo esto, me lleva a reflexionar, ¿es posible que a este miedo al aburrimiento, le llegue a subyacer un miedo a la muerte?

¿Puede ser que tengamos asociada la actividad y su consecuente exceso, a VIDA y sin embargo, por tanto, pararse, represente MUERTE?

Os invito a que reflexionéis conmigo y como siempre, os espero en los comentarios.

1 comentario en “Vencer el miedo al aburrimiento”

  1. Yo si te soy sincero, me puedo quedar moviéndome entre mis pensamientos, todo el tiempo que mi actividad diaria me permite.
    Y, si creo que es la constatación, de que hace tiempo que le perdí miedo a la muerte.

    Un abrazo.

Deja un comentario