¿Sobrevaloramos el trabajo?

¡Qué trabajo me da el trabajo!!!!!
Creo que en la vida se nos ha enseñado a amar o valorar algunas cosas incorrectamente. Una de ellas es el trabajo.
Cuántas veces llegan a consulta problemas relacionados con el trabajo. Con la falta de motivación en él, relacionados con el ambiente de trabajo, relacionados con despidos…
Existen una gran variedad de problemas referentes a este tema y creo que muchos de ellos, vienen generados, en parte, por el valor que se nos ha enseñado a darle a este aspecto de nuestra vida. Se nos ha enseñado a sobrevalorar.

Siento que tengo la suerte de trabajar en algo que me apasiona, en algo que creo que forma parte de mi e incluso que me define como persona, pero eso no significa que no haya días que me cueste ir a trabajar… y que me cueste levantarme por las mañanas…y que esté deseando terminar la jornada….e incluso, que no esté de acuerdo con la manera en que se me plantea mi trabajo y esté dispuesta a cambiar…
Creo que vivimos en un mundo, en que se nos exige sentirnos constantemente realizados con el trabajo y pareciera que si no es así, entonces, tengamos que sentirnos frustrados e incluso fracasados.
Pienso, que no estaría mal aprender a relativizarlo. Al final, el trabajo, no es nada más que una herramienta que nos ayuda a vivir y a subsistir. La vida es otra cosa y realmente, la mayor parte, se encuentra fuera del trabajo.
Hemos aprendido a sobrevalorar aspectos de nuestra vida como por ejemplo el trabajo, y esto nos puede acabar resultando perjudicial.

Deja un comentario